POTENTE DIOS, FUERTE A SALVAR

Potente Dios, fuerte a salvar,

Tu mano creó el inmenso mar;

También sus términos le dio,

Los que el océano guardó.

Escúchanos, Dios, al orar

Por los expuestos en el mar.

 

¡Oh Cristo! tu potente voz

Calmó la tempestad feroz;

Paseaste en el profundo mar,

Dormiste quieto en su bramar.

Escúchanos, Dios, al orar

Por los expuestos en el mar.

 

¡Oh, Santo Espíritu que dio

Al caos vida, y se movió

De rudas aguas por la faz,

Trocando confusión en paz!

Escúchanos, Dios, al orar

Por los expuestos en el mar.

 

¡Oh, Trinidad de fuerza y amor,

Guarda a tus hijos de temor;

De rocas, fuego, tempestad,

Del enemigo, en gran bondad!

Por ello a ti se han de elevar

Himnos de loor en tierra y mar.

H-628    Sonido: (((·)))




WILLIAM WHITING, 1825-1878

“Teníams un Desfile de Iglesia el Domingo en nuestra Bahía Atlántica. El Presidente subía abordo de la Cuarta Cubierta del “Príncipe de Gales”, donde se incorporaban muchos cientos de marineros Americanos y Británicos... Cantabamos “Firmes y adelante” y “Potente Dios, fuerte a salvar”, y sentía que no era una vana presunción, sino que teníamos el derecho de sentir que estabamos sirviendo una causa por amor a la cual había sonado una trompeta en la alto.” (Sir Winston Churchill, 24 de agosto de 1941.) Este himno fue escrito unos 70 años antes.

"Un recuerdo personal que tengo del himno es cantándolo cada domingo, después de la reunión de la tarde, de rodillas, bajo el sonido de la olas al Norte de Devon. Me causó una profunda impresión; parecía expresar el anhelo de cada corazón. Fue el finado Obispo de Exeter, el Dr. E. H. Bickersteth, quien señaló que no era especialmente adecuado para ser cantado por los que estaban en el mar, sino que era mucho más apropiado cuando era cantado para los que estaba en el mar." (M. Guthrie Clark, "Sing them again".)

La melodía “Melita” fue compuesta por el Dr. Dykes y con el nombre de la isla en que San Pablo sufrió un naufragio.

Guillermo Whiting nació en Londres, el 1º de noviembre de 1825, y fue al colegio en Clapham. Llegó a ser director de Escuela de Coro de la Universidad de Winchester. Escribió poemas y muchos himnos; pero será recordado por esta composición.

Parece que el himno surgió de dificultades experimentadas durante una tormenta en el mar, aunque los detalles sobre el lugar y la época no han podido ser determinados. Es obvio que el mar está en este himno como en pocos otros, e incluso es sorprendente que se hayan escrito tan pocos himnos sobre el mar, por los que viven en una isla como los británicos. Eso pudo favorecer popularidad de este.

Además de ser un himno Trinitario, evoca muchos pasajes de las Escrituras, como el Salmo 107 y episodios de los Evangelios.

Es tan apreciado por los marineros que son capaces de elegirlo en cualquier circunstancia: Un joven marinero lo pidió cuando estaba haciendo los preparativos para su boda. Descartando el himno que sugería su novia, dijo: «Creo que debiéramos tener "Potente Dios, fuerte a salvar".» Luego se dio cuenta de su error, que fue confirmado cuando se le dijo: “Pero ahora vas a navegar en el fondeadero en calma del matrimonio y ya no estás en peligro en el mar.”