POR MIS PECADOS PAGASTE, JESÚS

Por mis pecados pagaste, Jesús,

Cuando moriste por mí en la cruz,

Yo, constreñido de tanto amor,

Quiero servirte, mi fiel Salvador.

 

Cada momento me guardas, Señor,

Cada momento en tu gracia y amor.

Vida divina recibo de ti,

Por tu Espíritu vives en mí.

 

Todos mis males los cura Jesús:

Plena salud alcancé por su cruz.

Siempre me tiene presente aquí,

Cada momento se acuerda de mí.

 

Todas mis cuitas las quita Jesús,

Llena mi alma de su paz y luz.

Todos los días consuelos me da,

Cada momento conmigo está.

 

Cristo, "mi Roca" y mi Libertador,

Tú, mi defensa, mi gran Redentor,

Cada momento a ti miraré,

Cada momento, y salvo seré.

H-393

D. W. WHITTLE

Durante la Feria Mundial en Chicago a menudo se mantenían reuniones religiosas, y en una de estas el himno: “Te necesito cada hora”, se cantó cuando los bien conocidos evangelistas, Sr. Henry Varley y Mayor D. W. Whittle, estaban presentes. El Sr. Varley hizo notar al Mayor Whittle que no le daba mucho aprecio al himno, porque él sentía que necesitaba a Cristo cada momento del día y no solo cada hora.

Está por discutir si la crítica era justificada, porque la expresión “cada hora” probablemente pretendía ser equivalente a “siempre”; pero la observación quedó fijada en la mente del Mayor Whittle, y le llevó a escribir el himno cuyo coro obviamente está basado en las palabras del Sr. Varley.